Usted está aquí

FAQs

Stem Cell Science

¿Cómo es que las células madre de la sangre de cordón umbilical son diferentes de las otras fuentes de células madre?

La gran mayoría de las células madre en la sangre de cordón umbilical son células que se pueden diferenciar en las células sanguíneas, también conocidas como células madre hematopoyéticas (CMH) del inglés Hematopoietic Stem cells. La presencia de CMH es que permite que la sangre de cordón umbilical sea utilizada en trasplantes en sustitución de la médula ósea.

Los trasplantes de sangre de cordón umbilical tienen ventajas y desventajas comparadas con trasplantes de células madre de donantes adultos. La gran ventaja de la sangre de cordón se debe a la mayor flexibilidad en encontrar un donante compatible en comparación con los donantes adultos. Las mayores desventajas son la dificultad de recoger grandes volúmenes de sangre de cordón (lo que resulta en contenidos celulares reducidos) y esto culminará en un injerto de las células trasplantadas más largo.

La sangre de cordón umbilical tiene también aplicaciones en el área de la medicina regenerativa. Esto es posible debido a la presencia de otros tipos de células en la sangre de cordón umbilical y también porque algunas de estas células son capaces de liberar moléculas llamadas citocinas que van a inducir la acción de otras células (acción paracrina) y promover la reparación / regeneración de áreas dañadas.

En la última década la sangre de cordón umbilical ha sido utilizada en todo el mundo como terapia para niños que sufren de parálisis cerebral entre otras enfermedades neurológicas. Los estudios publicados demuestran que la sangre de cordón umbilical beneficia a niños con enfermedades neurológicas, aunque el mecanismo de acción de estas células aún no está completamente identificado. Se están realizando más estudios que ya incluyen grupos de control.

En los Estados Unidos de América las células madre de la sangre de cordón umbilical se han utilizado en ensayos clínicos con adultos en enfermedades como accidentes cerebrovasculares y otros ensayos clínicos se están preparando para enfermedades como la esclerosis múltiple. En China, las células madre de la sangre de cordón umbilical se utilizan en un ensayo clínico para las lesiones de la médula espinal.

Referencias:
Min K et al. Stem Cells 2013; 31(3):581-591 doi: 10.1002/stem.1304
Cotten M. et al. 2013; Pediatrics 164(5):973–979 doi:10.1016/j.jpeds.2013.11.036
Liao Y et al. 2013; Bone Marrow Transplantation 48:890-900 doi:10.1038/bmt.2012.169
Sun JM et al. 2015; Pediatric Research 2015; 78:712–716 doi:10.1038/pr.2015.161
Kurtzberg J. 2014; presentation at ISCT meeting

¿Por qué las células madre del tejido de cordón umbilical son diferentes de las otras fuentes de células madre?

El tejido del cordón umbilical, así como el tejido de la placenta son fuentes ricas en células madre mesenquimales (CMM) del inglés, Mesenchymal Stem / Stromal Cells. En este momento las CMM son las células madre más utilizadas en ensayos clínicos y que están en mayor número en las publicaciones. Las CMM presentan una capacidad muy prometedora para enfermedades muy variadas como es el caso de las enfermedades autoinmunes, para tratar lesiones deportivas (problemas relacionados mayoritariamente con hueso y cartílago) pero también enfermedades cardiovasculares. Las CMM de fuentes perinatales, como el tejido de cordón o la placenta crecen más rápidamente que las células madre aisladas de donantes adultos como la médula ósea o el tejido adiposo.

Referencia:
Perinatal Stem Cells 2nd edition 2013; book published by Wiley

Collecting Cord Blood

¿Cómo se recoge la sangre de cordón?

Se necesitan sólo unos minutos para recoger las células madre de la sangre de cordón umbilical. Una vez que el cordón umbilical es pinzado es aplicado un antiséptico y con ayuda de una de una aguja insertada en la vena umbilical la sangre es recogida.

Hay actualmente tres métodos para recoger la sangre de cordón umbilical. Uno de ellos consiste en sostener la bolsa de recogida en una posición por debajo de la posición en que la madre se encuentra y permitir que la sangre se dirija para la bolsa por acción de la gravedad. Este método es el más común en la mayoría de los países porque tiene menos pasos y consecuentemente menos oportunidades para la ocurrencia de errores o contaminaciones.

El segundo método consiste en la recogida de sangre de cordón de un modo similar a la recogida de sangre que se realiza para un examen médico regular. La recogida se puede realizar a través de una aguja o través de un mecanismo de succión acoplado a la bolsa de recogida. Los estudios realizados muestran que este método permite recoger mayores volúmenes de sangre de cordón con mayor rapidez.

El tercer método se dirige a los bancos que recogen sangre de cordón umbilical después de que la placenta esté fuera del cuerpo de la madre. En este caso un técnico especializado espera que la placenta sea expulsada y la llevará a una sala donde la placenta se coloca en una posición superior permitiendo que toda la sangre en ella contenida sea recogida.