Вы здесь

Advertising

Apratim recibe la terapia de sangre del cordón umbilical para el autismo

09.04.2018

 

Apartim Dey Singha de Kolkata, India, ahora tiene cuatro años. A pesar de que su nacimiento fue un mes prematuro, cuando era un bebé pasó todos sus hitos del desarrollo a tiempo. No fue hasta que cumplió 18 meses de edad que sus padres notaron que sus habilidades de comunicación no progresaban como otros niños.

"Estábamos preocupados, pero nuestro pediatra local fue positivo. Nos pidió que lo observáramos durante otros seis meses. No vimos cambios en su comportamiento." - Apurba Dey Singha, padre de Apratim

Apratim vio a un especialista en Delhi que lo diagnosticó con el trastorno de espectro autista (ADS). Autismo se refiere a una variedad de condiciones caracterizadas por desafíos en el desarrollo de las habilidades sociales, conductas repetitivas, comunicación verbal y no verbal, así como por fortalezas y diferencias únicas. Cada persona con autismo es distinta, pero presenta suficientes rasgos para ser reconocido como parte del espectro.

La familia de Apratim investigó intervenciones para mejorar sus habilidades lingüísticas e intentó varios enfoques. Aprendieron que en 2014, el mismo año en que nació Apratim, la Universidad de Duke lanzó el primero de una serie de ensayos clínicos que tratan el autismo con células madre de la sangre del cordón umbilical.

Los resultados del primer ensayo de Duke de la sangre del cordón umbilical para autismo se publicaron en abril de 2017. En ese estudio piloto, los participantes mostraron mejoras significativas en las medidas de habilidades sociales, vocabulario expresivo, severidad de los patrones de comportamiento del autismo y respuesta ocular a estímulos. Los puntajes de los niños fueron medidos tanto por padres como por médicos usando escalas de comportamiento establecidas y desarrolladas para el autismo. Las mejoras observadas aparecieron dentro de los 6 meses de la hemodiálisis del cordón umbilical.

En un comunicado de prensa de la Universidad de Duke, la investigadora principal, la Dra. Joanne Kurtzberg, expresó "optimismo cauteloso" e incitó a los padres a no sacar conclusiones:

"Los padres de niños con autismo no deberían interpretar estos resultados como una prueba concluyente de la efectividad de este tratamiento. todavía deben hacerse estudios clínicos aleatorizados mucho más grandes antes de que podamos sacar conclusiones firmes sobre la efectividad." - Joanne Kurtzberg, MD

La sangre de cordón de Apratim se almacenó desde su nacimiento con LifeCell International, el banco de sangre de cordón umbilical más grande de la India. Sus padres pidieron participar en un ensayo clínico en Duke, y después de varias pruebas, fue aceptado. La terapia se llevó a cabo en los Estados Unidos en Julio de 2017.

En los 9 meses posteriores a la terapia de sangre del cordón, su padre dice que ha visto cambios significativos en Apratim. Se está comunicando más, sus habilidades cognitivas han mejorado, ha comenzado la escuela y le gusta jugar con sus amigos.

“Nos alegramos de que hayamos tomado la decisión acertada de preservar las células madre del cordón umbilical de nuestro bebé al nacer en 2014 con LifeCell, que se usaron para tratar a mi hijo con autismo. Hoy, estamos viendo un gran progreso en términos de hitos de desarrollo en el." - Apurba Dey Singha, padre de Apratim